Email Marketing el sistema más rentable de conversión a ventas.

blog 2
  • ¿Tienes base de datos propia?
  • ¿Haces campañas de email marketing? ¿Qué estrategias utilizas?
  • ¿Tienes automatizaciones de valor y venta en el momento adecuado?
  • ¿Conoces el nivel de consciencia de tus suscriptores?

Lo sabemos, quizá, demasiadas preguntas. Probablemente a varias (espero) que contestes que sí lo haces. Si no… pues debes empezar ahora mismo. Pausa aquí la lectura y ponte a escribir un mail a tus clientes. Bueno, mejor no, lee hasta el final y quizá, envíes un mail mucho mejor.

Porque ese es el objetivo de este artículo, ayudarte a mejorar el contenido y la estrategia de tus emails para maximizar las conversiones y las ventas.

En primer lugar, mi primera recomendación es que hagas crecer sistemáticamente tu base de datos. Esto es por un motivo muy concreto, cuando tienes un perfil en cualquier red social y ganas comunidad (y, por desgracia, lo hemos visto ya varias veces) estás a merced de esa red social, que quiebre, que deje de estar de moda o que pierdas, por cualquier motivo, tu cuenta.

No hace mucho una clienta hizo clic en un enlace extraño y le hackearon la cuenta de Instagram con más de 5.000 seguidores, era su principal medio de venta y tuvo que empezar de cero. Porque, seamos sinceros, no siempre te recuperan la cuenta (más bien pocas veces), porque no es que les importe mucho que hayas perdido a tu comunidad. Ellos te dicen, pues hazte otra nueva y ya está.

Por eso, es importante tener tu propia base de datos que será tuya y que nadie te la puede arrebatar.

El email marketing es un arte que lleva mucho tiempo poder perfeccionar. Hace falta mucha estrategia y conocimiento para hacerlo correctamente y que convierta.

¿Te suenan las siglas CTR? ¿Saber cuál es el promedio de apertura de tus emails?

Lo estándar es entre un 20 y un 30%. Quiere decir que solo 2 o 3 personas de cada 10 abrirán tu email (que no leerlo al completo) y el CTR es el Click Through Rate, es el número de personas que hacen click en cualquier enlace de tu email de todas a las que se les ha enviado.

 Luego, en email marketing está la métrica CTOR. El CTOR es el Click Through Open Rate, es decir, de las personas que han abierto el correo, las que han hecho click.

El marketing no solo es creatividad (que es una parte muy importante, por cierto), también es estrategia, pero, sobre todo, es análisis, investigación y medición.

Yo me metí a esto siendo de letras y ahora parece que soy más de matemáticas con tanto dato analítico, pero, de no ser así, no podría maximizar mis resultados ni los de mis clientes.

Pero vamos al lío. ¿Qué sería lo más importante a tener en cuenta?

En primer lugar, cómo atraer clientes a nuestra base de datos. Para ello, lo más lógico es utilizar un lead magnet (Vincular a entrada 3). Si no sabes cómo hacer un buen lead magnet y qué debes tener en cuenta haz click aquí y te lo cuento.

Una vez tenemos definido nuestro lead magnet, atraeremos potenciales clientes a nuestra base de datos, pero eso no es todo, aquí es donde empieza lo bueno. Antes de crear el lead magnet, debemos tener claro cuál será nuestro producto core y nuestra estrategia, para saber cómo hacer que un lead (contacto) pase de ser un simple email en tu base de datos a ser un cliente que compra y repite.

Cuando un lead descarga tu lead magnet (imán de contactos) deberá entrar en una automatización de bienvenida. Al final de este artículo te dejo un enlace donde podrás descargar nuestra guía: “Arrasa con tu automatización de bienvenida. Secretos del email marketing profesional.”

En ella te explicamos los secretos que nos han llevado a nosotros y nuestros clientes a multiplicar hasta por 4x nuestros resultados.

No dudes en descargarla gratuitamente.

Con esta guía sabrás exactamente qué decir y cuándo decirlo a tus potenciales clientes y poder multiplicar tus ventas.

En esa automatización el lead comenzará a recibir correos de valor y venta para convertirse en cliente. Pero esa no es la única estrategia de email marketing.

Una vez pasa por la automatización de bienvenida, deberá ir a un segundo funnel (embudo) si no ha habido compra y a otro si sí la ha habido. Porque aquí entran en juego los niveles de conciencia de tu cliente.

¿Qué son los niveles de conciencia? Nos lo explicaba uno de los mejores copywriters del mundo Eugene M. Schwartz en su (nada barato) libro Breakthrough advertising. Según nos explica en su libro hay 5 niveles de consciencia de tu público:

  • Inconsciente del problema. No sabe que tiene un problema, por tanto, en esta fase, hay que tratar de hacerlos conscientes de que tienen un problema, pero suele ser el público más difícil y que más tarda en convertir. Lo normal, es centrarse en el siguiente peldaño:
  • Consciente del problema. Son personas que saben que tienen un problema o necesidad que tienen que cubrir y créeme siempre es un problema ¿Qué no? Mira este ejemplo, un hombre que quiere pedir matrimonio a su mujer tiene varios problemas (y no los que estás pensando…) en primer lugar, tiene que encontrar un anillo, antes de saber que iba a casarse no tenía este problema, en el momento pensó que quería casarse ya lo tenía, pero, posiblemente, todavía no era consciente, pero, cuando empezó a imaginar en cómo pedírselo pensó: “Mierda, necesito un anillo” y ahí empezó su investigación.
  • Consciente de la solución. Aquí, siguiendo con el ejemplo, ya sabe que tiene un problema y que existe una solución, pero todavía no es consciente del producto que va a darle la solución. Es decir, sabe qué resultado desea obtener. Te pongo otro ejemplo más evidente. Un negocio que está estancado y parece ser que la competencia le está ganando terreno. Sabe que quiere vender más, que quiere captar más clientes y desbancar a la competencia, pero todavía no sabe cómo conseguirlo, entonces entra esta fase de consciencia:
  • Consciente del producto. Aquí tu potencial cliente ya es consciente de tu producto, pero no sabe si debes ser tú el que se lo proporcione. En la guía te contamos claves para cómo vencer cada nivel de consciencia y que tu contacto pase al siguiente nivel.
  • Completamente consciente. Aquí ya se convierte en tu cliente. También hay trucos para superar este nivel, ya sabes, descarga la guía…

Al final, de lo que se trata, es de conocer a tu cliente ideal, escribir para él, conocer sus deseos, anhelos, problemas, dolores de cabeza, frustraciones, su nivel de conciencia y utilizarlo para guiarlo hasta ti y tu solución, porque damos por hecho que tu negocio se dedica a solucionar los problemas de tus clientes y, si no, el problema lo tienes tú.

Pero como estamos convencidos de que eres una persona que se preocupa por el bienestar, no solo de su negocio, sino también de sus clientes, descarga nuestra guía definitiva:

“Arrasa con tu automatización de bienvenida. Secretos del email marketing profesional.”